miércoles, 16 de abril de 2008

Dexter (2006- )


'Dexter' es una de las razones por las que cada vez tengo menos tiempo para ver cine. ¿Para qué, con las horas y horas de extraordinario entretenimiento que está produciendo la televisión estadounidense en los últimos 15 años? Se le acaban a uno las semanas y los meses viendo temporada tras temporada de comedias y dramas memorables. Es una edad de oro que hay que aprovechar.

'Dexter' salía con el handicap de venir de un canal no sólo pequeño sino además de pago (Showtime), pero ese problema hoy debido a internet y el dvd se reduce mucho, y tarde o temprano la gente se entera de lo que es bueno se emita donde se emita. Otra cosa, sin embargo, es que todos los espectadores la sigan por medios legales (que va a ser que no).

Lo de que un actor tiene un gran peligro de quedar encasillado en un solo personaje si se dedica a la televisión es un mito infundado. A veces pasa, pero otras muchas no, y Michael C Hall ha superado ya el reto con creces. A su gran personaje en 'A dos metros bajo tierra' une el de este analista de día / asesino con código ético de noche, de cuya alma se ha hecho dueño de forma extraordinaria. Él lo hace parecer mucho más fácil de lo que era sobre el papel. Tony Soprano, y Vic Mackey en 'The Shield' ya habían acostumbrado al espectador a la inquietante sensación de apoyar al malo (no me refiero a admirar lo bien que lo hace el actor que hace de malo, sino a apoyar al malo de verdad), así que en ese sentido Dexter Morgan ya tenía un trecho andado. Pero lo de Hall es un gran logro. Son dos personajes distintos, pero comparten algo, que es una sexualidad extraña. Vale, sí, la homosexualidad no es 'extraña' en el sentido peyorativo, pero es muy minoritaria, por mucho que salga cada vez más en la ficción filmada. David Fisher lo era y Dexter tiene sus peculiaridades sexuales y afectivas también. Quizá es ahí donde pueden encasillar al pobre Hall un poco.

Casi todos los comentarios se centran en él, pero a mí me gustaría destacar a varios de los secundarios, entre ellos sobre todo James Remar, el padre adoptivo de Dexter, un secundario de los de raza, que lo hace estupendamente en sus flashbacks. Como responsable del código ético de Dexter, transmite mucha sobriedad y a la vez una gran exigencia a su pupilo para justificar el saltarse a la torera la justicia establecida. Si se hace, ha de ser por un bien común, y si Dexter logra convencer al espectador de que se puede hacer cosas así y no ser mala persona, es el padre quien le lleva a uno a pensar si no estaría bien educar a críos con ese 'talento' tan peculiar para que al menos sirvan a la sociedad para... Huy, calla, calla. Que uno empieza así y a saber dónde acaba.

Jennifer Carpenter, la hermana adoptiva, también me ha gustado mucho. No es la típica supermujer que quieren encasquetar en todas las series ahora. Es una novata y mete la pata y le ponen zancadillas en el trabajo, y todo eso se ve. Los demás aún tienen margen para que los trabajen un poco.

En lo técnico está muy bien la fotografía, aprovechando esa dualidad de Miami, con ese solazo y cielo azul de día, que hace hasta a los polis convertirse en modelos y esa noche de vicio y delito -que lo es en realidad, y es un problema especialmente grave allí-. La musiquilla encuentra su propia personalidad, alejando a la serie de las referencias más inmediatas como hubieran sido 'Seven' o 'El silencio de los corderos', y aportándole un tono casi cómico, que es muy necesario para mantener el equilibrio que se busca. Y por último, que es lo primero, la secuencia de los créditos iniciales es estupenda. Ahora que se lleva tanto olvidarse de ella para pasar a la acción cuanto antes mejor, como si fuera un estorbo, está bien volver a recuperar este arte.

3 comentarios:

JR dijo...

De acuerdo con todo lo que dices.
Yo añadiría la interpretación de Doakes que es capaz de intercambiar los papeles con dexter convirtiendose a veces en una cosa q no sabemos si es en el Heroe o villano pero que mola.
Y en la segunda temporada el personaje de Lila que a veces incluso se come a Dexter ( no literalmente :) )

Por cierto que los libros en los que se basa la serie están muy bien también sobre todo el segundo:Querido Dexter.

Emi-Wan dijo...

Yo es que no puedo con myself...no tengo tiempo para tanta serie, aaaaah!!! :-(

ignacio galvez dijo...

Una serie impresionante, el final de la primera está a niveles inalcanzables